Un microchip implantado en un diente permitirá medir los niveles de azúcar

El 60 y el 90% de los niños de todo el mundo presenta caries dental. La Organización Mundial de la Salud informa que la caries es la enfermedad más común y extendida en el mundo.

Hace unos años los dentistas empezaron a utilizar el láser para tratar problemas dentales, como las caries y la endodoncia. El láser transmite energía en forma de luz y cuando se usa para operaciones dentales, actúa como un instrumento de corte.

Esta tecnología ha ido perfeccionándose y con ella se puede tratar:

Caries: El láser elimina la caries dentro del diente.

Enfermedad de las encías: Remodela las encías y elimina las bacterias.

Eliminación de lesiones: Elimina lesiones y alivia el dolor de las aftas.

Blanqueamiento dental: Una solución blanqueadora de peróxido es aplicada sobre la superficie dental y se «activa» mediante energía láser.

El láser dental ofrece numerosas ventajas:

-Menos dolor.

-Reduce la ansiedad en pacientes que se sienten incómodos con los instrumentos tradicionales.

-Reduce el uso de anestesia.

-Minimiza el sangrado y la inflamación en tratamientos de tejido blando.

-Protege mejor las piezas dentales durante la eliminación de caries.

-Favorece la cicatrización, por lo que no hace falta poner suturas después de un tratamiento quirúrgico.

Existen varios tipos de láser y cada uno de ellos emite un haz de luz con una única longitud de onda. Los odontólogos utilizan los de baja potencia por su acción de estimulación, anestesia o antiinflamatoria, y los de alta potencia producen un efecto físico visible.

«En odontología el láser más conocido es el diodo, similar al que se utiliza en fotodepilación, si bien su construcción es muy distinta, para acondicionarle al uso de la piel o de las encías. También se utiliza en los blanqueamientos dentales, con un cabezal distinto. La gran revolución estos últimos años es la aparición de láseres que permiten trabajar tanto en tejidos duros como en tejidos blandos. Son los láseres de Er-Yg, o ErCr YSGG», informa el Diario AS.

Un microchip permitirá medir la glucosa de los diabéticos

Un microchip implantado en un diente permitirá medir los niveles de azúcar. Este dispositivo es idóneo para los diabéticos, ya que no tendrán que pincharse varias veces al día.

Esta tecnología se conectará a través de unos sensores y mediante radiofrecuencias al móvil, donde una aplicación guardará los datos de la glucosa y temperatura.

Este microchip está siendo desarrollado por el médico y odontólogo valenciano Salvador Albalat. La idea se le ocurrió cuando volvía de un lugar con nieve y pensó: «¿Por qué no colocar un teléfono dentro de la boca?».

Empezó a trabajar en el proyecto y contactó con un ingeniero del Instituto Tecnológico de Zúrich (Suiza) que le desarrolló unos primeros prototipos.

El microchip iría pegado en el diente como un bracket de ortodoncia o también podría colocarse mediante una férula de plástico.

«Pero el proyecto era mucho más ambicioso, era medir la glucosa por el problema que sufren los diabéticos», dice Albalat. Y añade: «Sé que es un proceso largo y costoso, porque estamos haciendo un diagnóstico en personas».

Gracias a este chip el paciente también puede saber cuánto anda y cuántas calorías consume. El experto explica que se trata de un reto «muy importante porque colocar el microchip dentro de la boca en un medio salino (donde hay saliva y hay muchas variables) tiene su complejidad».

Salvador Albalat afirma que no quiere quedarse solo en la medición de la glucosa, sino que en el futuro sea un «laboratorio móvil que permita medir de forma continua muchísimos parámetros, entre ellos el colesterol».

Es importante que la clínica dental esté a la vanguardia en aparatos, pero también es fundamental que cuente con página web y redes sociales.

La tecnología permite tener una comunicación directa con el cliente, ofreciéndole información sobre la clínica y los tratamientos.

«A través de las redes sociales de un dentista se pueden compartir diversos contenidos que generan valor al usuario y permiten la interacción: consejos dentales, imágenes de la clínica, vídeos, infografías, concursos, información de la clínica y cualquier otro», informan desde Publi Dental Consulting.

En Instagram la clínica puede publicar fotografías de antes y después de los tratamientos estéticos de los pacientes. Incluso, puede crear stories para aportar un contenido mas original.

En YouTube puede mostrar los servicios o dar consejos sobre la limpieza dental. Para llegar al publico más joven es recomendable que también tenga una cuenta en TikTok.

Hacer vídeos en esta plataforma le ayudará a conectar con pacientes, transmitir mensajes de forma divertida, promocionar un tratamiento de una manera más original, etc.

Comparte este articulo:

Noticias nuevas

Subscribite

Subscribite a nuestro boletin 

Scroll al inicio